Saltar al contenido
hormigas.shop

Hormiga arriera

17/10/2022
primer plano de una hormiga arriera
Hormiga arriera de cerca

Qué es una hormiga arriera

La hormiga arriera o como científicamente se conoce ‘Atta cephalotes’ es una de las hormigas más peligrosas del mundo, y en especial, de América del Sur. Son conocidas por ser de colonias muy numerosas, sumado a su grandiosa organización social, y finalmente, por ser hormigas del tipo monófagas, es decir, que solo comen un tipo de alimento, en este caso los hongos que cultivan con ayuda de la recolección de distintas hojas.

¿Cual es el hábitat de la hormiga arriera?

Las hormigas arrieras son de ambientes neotropicales de preferencia, pero, se pueden encontrar en muchos tipos de hábitats. Se han encontrado en muchas zonas de Sudamérica (el paraíso que buscaban), tanto así, que hoy en día la familia ‘atta’ se encuentran entre el 70-80% dentro del territorio de Colombia. Siendo una de las colonias más grandes ya no solo a nivel regional, sino, a nivel mundial.

La hormiga arriera tiene la particularidad de ser monófagos, y esto en vez de ser un impedimento, se ha visto recompensado por los diferentes hábitats que podemos encontrar en toda América. Es por este motivo que sus colonias se encuentran desde los más recónditos lugares de Argentina, pasando por México, donde eran alimento para los Aztecas, Olmecas, entre otras tantas tribus, hasta, finalmente llegar al sur de los Estados Unidos. Llevan en sus espaldas el sobrenombre de ‘cortadoras foliares’, por cortar una gran cantidad de hojas a su paso, hasta el punto de que pueden acabar con grandes extensiones de cultivos con el fin de usarlas en el cultivo de sus propios hongos.

Hormiga arriera en una hoja
Hormiga arriera sobre la hoja de una planta

¿De que se alimentan las hormigas arrieras?

Como explicamos al principio, las hormigas arrieras son monófagas, porque lo que solo se alimentan de un hongo que ellas mismas cultivan gracias a la recolección de hojas cercanas a sus hormigueros. Es por esto que sus colonias abarcan tantos territorios con distintos tipos de hábitats.

¿Cómo se reproduce la hormiga arriera?

Antes de profundizar en su proceso reproductivo hay que tomar en consideración algo muy importante, y es que, las hormigas arrieras a diferencia de otras familias de hormigas son eusociales. Es decir, que se rigen por un sistema de jerarquía muy definido.

Estas jerarquías están divididas en castas, cada casta realiza diferentes funciones en pro del mantenimiento y crecimiento de la colonia. La casta obrera se encarga de la recolección de las hojas, la casta sirviente se ocupa del cuidado de otras hormigas. Y finalmente, las castas reproductoras, que son las encargadas de la reproducción dentro de la colonia. Es decir que solo hay una casta que asume el rol reproductivo y el resto, se sacrifica y simplemente se limita a su misión dentro del hormiguero.

Habiendo entendido su estructura dentro de las colonias, pasamos a lo que en sí, es su proceso reproductivo. Y es que es un proceso bastante común y ya visto en otras especies de hormigas, Se reproducen realizando el llamado vuelo nupcial. Que no es más que el apareamiento pero realizado en el aire.  En donde las hembras aladas y los machos alados de la especie copulan hasta que la hembra logra almacenar el suficiente esperma para iniciar su colonia.

De este apareamiento mueren los machos y solo el 2-4% de las hembras sobrevive y logra enterrarse con la finalidad de construir su propia colonia. Las etapas de gestación de la hormiga arriera comienzan con el huevo que tiene una duración de 25 días. Posteriormente pasamos a la etapa de la larva que dura aproximadamente entre unos 25 y 52 días. En este proceso es cuando son alimentados por los adultos con la finalidad de convertirse en pupa sanas y fuertes. Ya en la etapa de pupa se preparan para convertirse en adultos, aquí duran unos 15 días. Y finalmente ya convertidos en adultos su ciclo de vida variará dependiendo de la función que desempeñen en el hormiguero. Como dato las hembras fecundadas pueden tener aproximadamente 1.500.000 huevos al año.

hormiga arriera en una hoja

¿Cuánto viven las hormigas arrieras?

Dependiendo del rol que ocupen en el hormiguero las hormigas arrieras vivirán más o menos. En el caso de las reinas pueden llegar a vivir de 15 a 25 años. Por su parte los machos alados viven hasta el día de su copulación. Las obreras viven de 4 a 6 meses y las exploradoras pueden llegar a vivir unos 2 años.

¿Son las hormigas arrieras una plaga?

El gran problema con las hormigas arriera a diferencia de otras especies de hormigas, es que al ser monófagas arrasan con todas las hojas a su paso. Si bien durante muchos años estuvieron con un perfil bajo. Han habido varios avistamientos en Centroamérica, donde han arrasado con una gran cantidad de vegetación. Es por este motivo que en algunas partes pueden considerarse una plaga y se realizan esfuerzos conjuntos para contrarrestar el rápido crecimiento de sus colonias.

Cómo podemos prevenir la plaga

  • Pues el primer método de control no solo con estas especies, sino, ya a nivel general sería localizar la mayor cantidad de colonias. Esto, para realizar las estimaciones pertinentes en relación a su capacidad de crecimiento y migración.
  • Ya teniendo la ubicación de las colonias se debería proceder a la eliminación de nuevas colonias, llevando con esto un control total de futuros hormigueros y limitándose a los ya existentes.
  • En el caso de las hormigas arrieras el alterar el ph de la vegetación cercana puede llevar a la muerte de los hongos que usan para su alimentación.
  • Mediante el control biológico se puede llevar a cabo una reducción de su población. Pero en general esta actividad debe ser llevada por especialistas para evitar la propagación de otro tipo de plagas o para sencillamente no alterar el ecosistema.
  • En algunas ocasiones se ha recurrido a un control químico mediante la utilización de cebos que tienen como propiedades la muerte de la reina y así, la eliminación de la colonia.

Es importante destacar que la mayoría de estos métodos solo funcionan con colonias nuevas o con poco tiempo de creación. Ya que los hormigueros viejos tienden a tener varios metros de profundidad lo que imposibilita este tipo de prácticas. Por este motivo en particular es que se debe llevar a cabo una localización de las colonias viejas para fines de control.